• Buscar
Tal como éramos

Una gran sala multifuncional

Una gran sala multifuncional
27 / 01 / 2020

En nuestro recorrido por la historia de «nuestras casas«, nos detenemos en la edición de Casa Decor Barcelona 2002 donde la búsqueda de contrastes decorativos fue una de las referencias más extendidas. En aquella ocasión, entre otras propuestas, pudimos ver como los interiores más vanguardistas combinaban mobiliario contemporáneo con piezas clásicas del siglo XX que empezaban a cotizarse en los primeros años del siglo XXI.

También descubrimos como el diseño de concepto abierto, que comenzó como una opción económica para aprovechar mejor los espacios pequeños, se convertía en una forma de dar un estilo más moderno y funcional a las viviendas. Hoy día, que salón, comedor y cocina sea un único espacio es una de las alternativas más utilizadas por interioristas y público en general.

De todo esto quedó constancia en algunos de los espacios de aquella edición, conviertiéndose en poco tiempo en tendencia en la decoración y el interiorismo del siglo XXI. Un buen ejemplo de ello es el espacio «Estudio de pintor», un proyecto llevado a cabo por el equipo de Minim Arquitectura Interior, que os mostramos en este post.

Un espacio urbano multifuncional

Concebido como una gran sala multifuncional, Estudio del pintor se presentaba como un espacio abierto, confortable y muy flexible que permitía una cómoda transferencia de un ambiente a otro. Las diferentes zonas se distribuyeron a lo largo de los amplios muros de la planta rectangular pintados en blanco y rojo; mientras que para el suelo se eligió un pavimento de madera de roble.

Una tendencia que marcó los primeros años del siglo XXI fue la entrada, en la decoración de salones, de obras de arte contemporáneo de gran formato y de objetos cotidianos sobredimensionados, como las obras de gran formato del artista plástico mexicano Marco Hernandez, que presidían las paredes de la zona de estar, o la lámpara de pie de grandes dimensiones que se ve en un rincón.

Comedor con mobiliario de autor

En Casa Decor 2002, tuvimos la oportunidad de conocer de primera mano piezas originales creadas por destacados arquitectos y diseñadores del siglo XX. Una pléyade de grandes nombres que, con su creatividad e imaginación, demostró que funcionalidad y belleza no están reñidas. Muchas de sus creaciones se han convertido en verdaderos iconos del diseño moderno, en piezas reconocidas y deseadas por interioristas, coleccionistas y amantes del diseño.

En el espacio destinado a comedor, el equipo Minim se decantó por la mesa Tulip y las sillas de la misma colección (1956), del arquitecto Eero Saarinen. Hoy día, esta colección se sigue editando en Knoll, firma líder de mobiliario de diseño original que cuenta con un reconocido prestigio internacional y que fue fundada por su gran amiga Florence Knoll con la que formó una de las más importantes alianzas de diseño del siglo XX.

Cocina de última generación

Las cocinas con encimeras de acero empezaban a entrar en la casas con toda naturalidad, hasta llegar a convertirse en tendencia. Se reinterpretaba la cocina profesional del mundo de la restauración para llevarlo a los hogares más vanguardistas. 

Estética, innovación y diseño pero también funcionalidad respiraba el espacio dedicado a cocina. En este ambiente se instaló una imponente isla rectangular en tono oscuro con encimera de acero, equipada con fregadero, placa de cocción y zona de almacenaje inferior. Para suavizar el espíritu industrial del ambiente, que marcaban tanto la encimera como el frigorífico, el horno se encastró en un mueble vertical de madera que aportaba calidez. Por su parte, la campana extractora, también en acero, lucía sobre la encimera a modo de una moderna y elegante lámpara de techo.

Rincón íntimo

Al fondo del espacio, y separada por un revestimiento pétreo que aportaba intimidad, se habilitó una pequeña zona de aseo. Con el fin de otorgar exclusividad a uno de los ambientes de la casa que mayor protagonismo iba cobrando en aquel momento, se colocó una encimera volada en madera maciza de sucupira sobre la que descansaba un lavabo de cristal transparente que contrarestaba la rotundidad del de la encimera de madera.

Fotos: Archivo Casa Decor.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información aquí.