• Buscar
BLOG: LA CASA SE MUEVE

Butacas y sillones cómodos y con mucho estilo

Butacas y sillones cómodos y con mucho estilo
20 / 10 / 2018

Butacas y sillones han sido y serán piezas realmente importantes en el conjunto del mobiliario de nuestros salones. Solos o en pareja, estamos acostumbrados a verlos allí, frente al sofá completando la estructura del salón. Pero no solo en el salón,  también tienen gran protagonismo en otras zonas de la casa como el recibidor, el despacho, el dormitorio, o el cuarto de baño.

De hecho, en la última edición de Casa Decor pudimos comprobar como interioristas y diseñadores los incorporaban en todas las estancias de la casa. Aquí podrás observar (y copiar) los que mejor se adapten al estilo y personalidad de tu casa. ¡Son pura tendencia!

Salón “Estar de lujo”, creado por el equipo de Disak Studio.
Salón “Espacio Westwing”, diseñado por Jean Porsche.
Sala de estar “Por amor al arte: en busca de la belleza”, por Beatriz Bálgoma.

Cerrando la zona de estar del salón

Un sillón o una pareja de sillones o butacas pueden ser el complemento perfecto para acompañar a nuestros sofás. Además de darnos un espacio adicional de asiento, ayudará a cerrar este espacio, y de esta forma conseguir que nuestro salón sea mucho más confortable, cálido y acogedor.

Confort y diseño se unían en el “Estar de lujo”, creado por de Disak Studio. Una propuesta elegante y atemporal de salón, donde dos butacas de formas redondeadas y espaldares dorados, a juego con la alfombra y acabados de parte del mobiliario, cerraban la zona de tertulia.

En el “Gran salón”, creado por Jean Porsche para la firma Westwing y dividido en dos espacios, la zona de estar era un espacio que invitaba a sentarse y a pasar largas ratos de tertulia. Esta zona se cerraba con dos butacas gemelas tapizadas en verde a juego con los cojines, con telas de Gastón y Daniela.

Para su sala de estar, Beatriz Bálgoma combinó diseños de su estudio de interiorismo con varias piezas italianas de los años 50 como las dos butacas enfrentadas al sofá. Buscando el contraste que las hiciera destacar del resto de la decoración, la decoradora eligió un tapizado en terciopelo verde.

Vinoteca “Reflejos de un viñedo”, proyecto de Marta Zarzalejos.
Salón “Espacio SICIS”, diseñado por Erico Navazo.

Confort, relax y diseño

Junto a la chimenea, butacas y sillones pueden hacer que ese rincón sea el preferido a la hora de buscar un pequeño oasis de relajación y especialmente en invierno cuando se acortan los días y ya no apetece tanto salir de casa.

Un acogedor espacio para estar y desconectar, así era la vinoteca proyectada por Marta Zarzalejos, donde una cómoda butaca original de los años 60, actualizada con una tela de KA International, invitaba a sentarse junto al fuego de la chimenea para degustar una copa de vino, leer un buen libro o escuchar música.

En el salón diseñado por Erico Navazo para la firma de lujo SICIS, todo estaba tratado como una obra de arte, desde el diseño personalizado del suelo hasta las piezas de mobiliario, como las butacas tapizadas con la colección Home Collection de la propia firma. En tonos ocre y gris, armonizaban perfectamente con el resto de la elegante decoración.

“Sala de Música”, espacio decorado por el equipo de Estepa Proyectos.
Hall “Fairtrending” para la firma Mitsubishi, decorado por Virginia Albuja.

Con reposapiés

Si hay algún mueble infalible para crear una zona de lectura confortable esos son las butacas y los sillones con reposapiés. Sin duda, una opción estupenda si dispones de un rincón, aunque no sea muy espacioso.

La sala de música, proyectada por el equipo de Estepa Proyectos, era un espacio dirigido a alguien enamorado de la música y de la decoración. Entre los elementos principales que daban vida a este ambiente, destacaba un espectacular sillón de corte nórdico, con estructura de madera y tapizado en cuero a juego con el escabel.

Un confortable sillón con respaldo en capitoné, una mesita auxiliar y una buena lámpara de pie a su lado completaban la zona de lectura, decorada por la interiorista Virginia Albuja, en su hall “Fairtrending” para la firma Mitsubishi.

Espacio Natuzzi “Apartamento para Ofelia”, del interiorista Raúl Martins.
Distribuidor “Usted está aquí”, proyectado por Cuca García Lorente.

En armonía o en contraste con la decoración

Que butacas y sillones armonicen a la perfección o no con el resto de la decoración es una elección libre y personal, que nunca supondrá la pérdida de la elegancia o la personalidad que se le quiera dar a la estancia donde se coloquen. Armonía o contraste, tú eliges.

Para los sillones de su “Apartamento para Ofelia”, el interiorista Raúl Martins eligió un modelo de líneas clásicas y tonos suaves para mantener la unidad cromática y estilística que se respiraba en el conjunto del espacio.

La interiorista Cuca García fue la encargada de diseñar el espacio de Thyssenkrupp “Usted está aquí”, un distribuidor de vanguardia estética en el que se integraban perfectamente dos butacas de corte clásico tapizadas en un azul Klein.

Dormitorio “Sweet Dreams”, realizado por Nuria Alía.

En el dormitorio

En la “Sweet Dreams” proyectada y decorada por la interiorista Nuria Alía, dos pequeños sillones situados a los pies de la cama, a modo de descalzadores, tenían un protagonismo especial con tapizados llenos de suavidad, en color rosa empolvado y blanco, que se coordinaban a la perfección con la ropa de cama y los complementos.

Baño – Espacio Jacob Delafon “Où l´élégance commence”, por Manuel Espejo.
Espacio Hager “El viaje del tiempo”, de Miriam Alía Mateo.

Baños con vocación de spa

Si concebimos el baño como un lugar de descanso y relajación, una especie de spa en casa, debemos poner especial atención a los detalles, entre ellos las butacas y sillones para relajarse antes o después del baño.

En la seductora propuesta que nos mostró el decorador Manuel Espejo, con un cuarto de baño, para Jacob Delafon, donde la decoración estaba tan cuidada como si se tratara de un salón, un fascinante sillón en terciopelo rojo, de Gastón y Daniela, rompía la gama de tonos negros y grises de la decoración.

El cuarto de baño creado por Miriam Alía “El viaje en el tiempo”, era un verdadero santuario del relax,  donde convivía el lujo y el glamour hollywoodiense de los años 60 del siglo pasado. Allí nos encontramos con un elegante sillón de formas redondeadas  y tapizado en un blanco roto, en contraste con el soporte en negro.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información aquí.