• Buscar
BLOG: LA CASA SE MUEVE

El Edificio España abre sus puertas convertido en hotel de lujo

El Edificio España abre sus puertas convertido en hotel de lujo
30 / 08 / 2019

Después de más de una década cerrado al público, el emblemático Edificio España renace convertido en un hotel de cuatro estrellas. Se trata del primer hotel en Madrid de la cadena hotelera española Riu y el primero de su línea urbana en España, que ha intentado mantener la esencia del proyecto arquitectónicode interiorismo del edificio inaugurado originalmente en 1953.

El nuevo hotel que ha ‘devuelto la vida’ a este inmueble histórico, considerado el primer rascacielos madrileño, cuenta con 585 habitaciones de lujo, gimnasio, piscina exterior climatizable en la planta 21 y un restaurante. Además, goza de espectaculares vistas de 360 grados que pueden contemplarse desde sus dos ‘sky bars’, uno en la planta 26 ambientado en la movida madrileña, y el segundo en la terraza del edificio, con una pasarela de cristal a 80 metros de altura que permite caminar sobre el cielo de Madrid.

Al estilo de los rascacielos neoyorkinos

Una vez acabados los trabajos de conservación de la fachada y tras dos años de obras de remodelación del interior para acondicionar el edificio que se encontraba en estado de abandono, las obras culminaron el pasado mes de julio. El proyecto de reforma ha respetado, según los responsables de Rius, la herencia de un edificio que se inauguró en los años 50 y cuyo interior luce más vivo que nunca.

Proyectado en 1948 e inaugurado el 4 de octubre de 1953, la construcción del que fue en su momento el edificio de hormigón armado más alto de Europa (tiene 117 metros de altura), respondía a la necesidad de crear un emblema, que hiciera olvidar la España de posguerra y se pareciera más a un país moderno con aires neoyorkinos.

El diseño corrió a cargo de los arquitectos Julián y Joaquín Otamendi, que proyectaron un edificio de grandes proporciones y cuyos interiores se diseñaron bajo la influencia de la escuela arquitectónica de Chicago, teniendo en la profusamente decorada fachada neobarroca su elemento más conservador, sin duda un signo de los tiempos en los que fue diseñada, una época de posguerra en la que todavía una parte de la sociedad recelaba de lo moderno y lo extranjero.

Decoración inspirada en los años 50-60

En un intento por conservar el patrimonio de los madrileños, la cadena hotelera ha querido mantener los elementos protegidos como los bajorrelieves de las paredes o una cabina de teléfono, además de replicar elementos como las lámparas en candilejas y la imitación del mobiliario del edificio que inauguraron los hermanos Otamendi en el año 1953.

En un guiño al diseño de interiores de aquella década, en el vestíbulo se acumulan las estructuras, los murales de inspiración griega, los materiales como el mármol y los colores cobre y verde que dan un aire retro que se observa en sus 25 plantas. La decoración está inspirado en los años 50-60, pero integra elementos contemporáneos que aparecen en materiales como el vinilo de las moquetas y las paredes, en la concepción de las habitaciones y las lámparas de diseño, como la que corona el vestíbulo con 300 hojas de laurel de cristal, con el objetivo de dar «un toque de modernidad»

A salvo de supersticiones

A partir de la 6 planta se reparten las casi 600 habitaciones con que cuenta el Hotel Riu Plaza España.  Todas ellas, por supuesto, con todas las comodidades de un hotel de lujo para ofrecer a sus clientes una estancia de lo más agradable. Los precios se sitúan entre los 135 euros por noche con desayuno para las habitaciones estándar, 250 para suites y 2.500 para la suite presidencial. Ésta última, de 100 m2, cuenta con tres dormitorios, 2 baños completamente equipados, un baño de cortesía, una pequeña cocina y un salón independientes con sofá y comedor. ¡Todo comodidad!

Además, pensando en posibles huéspedes supersticiosos, el hotel ha decidido prescindir de la planta 13 y del número de habitación 13, como ya hizo el famoso Hotel Plaza en los años cincuenta, ubicado en este mismo edificio. Incluso, el marcador del ascensor salta de la planta 12 a la 14.

Eventos, convenciones… Y una terraza de ensueño

El Edificio España también estará destinado a eventos y convenciones, a los que se suman otros espacios de restauración y ocio. En total, cuenta con 17 salas dedicadas a los negocios que ocupan unos 5.000 m2 de superficie, entre los que destaca la sala magna, en la cuarta planta, con una capacidad para 1.500 personas en un mismo espacio diáfano, con 17 salas y una capacidad de entre 1.100 y 1.500 personas. Es una de las «joyas de edificio».

Otro de sus valores más espectaculares es su terraza. Allí se encuentra un sky bar, en la planta 26, donde un rótulo que reza De Madrid al Cielo anticipa las vistas que ofrece de la ciudad este lugar mágico. Las vistas de 360 grados de la capital podrá disfrutarlas en este espacio cualquier ciudadano de a pie, eso sí, pagando. Ya que la entrada para los clientes que no se hospedan en el hotel tiene un coste extra: 5 € de 10:00 a 18:00 h;  y 10 € de 18:00 a 1:00 h.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información aquí.