• Buscar
Color

Binomio de colores tendencia en Casa Decor 2022

Binomio de colores tendencia en Casa Decor 2022
22 / 07 / 2022

Finalizamos nuestro paseo cromático por los espacios de Casa Decor 2022, con una tendencia que está cobrando especial importancia, tanto en interiores como en exteriores: el binomio de color, especialmente aplicado en muebles, tapicerías y textiles, así como en techos, suelos y paredes. En este post, compartimos contigo alguno de los proyectos presentados por algunos de los participantes en la Exposición que jugaron con binomios de color para dar exclusividad a sus espacios, y así quizás te puedas inspirar si, como ellos, quieres seguir sus pasos… ¿Empezamos?

Espacio Natuzzi Italia – Suite «The Apartment» por Manuel Espejo

Taupe y blanco, un binomio atractivo y relajante

A caballo entre el gris y el marrón, el taupe (o topo) es uno de los colores de moda. Un neutro cálido que crea un ambiente relajante y acogedor, cuya alianza con el blanco se ha convertido en todo un ‘must’ para vestir nuestros interiores.

El espacio «The Apartment» diseñado por el interiorista Manuel Espejo, que recreaba un sofisticado «pied- à-terre», revestimientos, materiales, panelados y franjas perimetrales en techo y rodapiés que enmarcaban toda la caja arquitectónica se nutrían de este binomio cromático dando continuidad y armonía a las tres estancias que formaban el espacio Natuzzi: dormitorio, salón y comedor.

Con este acertado binomio cromático, Manuel logró un espacio atemporal y sobrio, en perfecta armonía con la elegancia natural que destila Natuzzi en todas sus propuestas. Para ello, se valió de materiales cálidos como la madera, el terciopelo y de pinceladas de verde (estructura de la cama), rojo (en pies de lámparas) y azul (en los cuadros) que aportaban sofisticación al conjunto.

Espacio GM Modular – Restaurante «Mono Viejo» por Nothing Studio

Se adapta a todos los estilos

Atemporal y versátil, el binomio taupe-blanco se adapta a todos los estilos decorativos, se trata de una conjunción sencilla que siempre funciona. Así pudimos verlo en el comedor privado del restaurante «El Mono Vieno», diseñado por Nothing Studio para GM Modular, un espacio de estilo industrial vanguardista, con mucha personalidad y encanto

Este comedor se convirtió en un espacio relajante y armonioso, en gran parte gracias a esta suave apuesta cromática que se apreciaba en el suelo en damero de piedra sinterizada de la firma Lapitec, así como en paredes y techo. También se eligió para el mobiliario, con las mesas y sillas de Mobliberica. Para contrastar la neutralidad imperanate en el espacio, los interioristas eligieron el verde de los arreglos florales que destacaban sobre el lienzo de fondo, dinamizando el conjunto pero sin saturarlo.

Espacio Jung – Sala multifuncional «Otium» por Sara Folch

Blanco y negro, el binomio perfecto

Separados son grandes aliados de la decoración tanto interior como exterior, pero juntos son el binomio perfecto. La clave de su éxito está en el atractivo contraste que se crea entre estos dos colores aparentemente opuestos. Por un lado, el color blanco es sinónimo de luminosidad, paz y la relajación, mientras que el negro se caracteriza por ser una tonalidad sobria, sofisticada  y elegante. Unidos, crean interiores armoniosos y limpios. El acierto está en equilibrarlos, para que convivan en armonía, sin enfrentamientos decorativos.

Así lo vimos reflejado en «Otium», una propuesta de estancia destinada al ocio y a la diversión que Sara Folch creó para la firma de domótica. Jung. La interiorista jugó con una ‘caja’ blanca, que alejaba paredes y ampliaba los metros de la estancia. Allí introdujo el toque «black» a través de una pieza de peso, como era la mesa de juego que funcionaba, además, como mesa de comedor con sus cuatro sillas del mismo color.  El espacio contaba con un segundo ambiente, un acogedor rincón de estar formado por sillones blancos que creaban un atractivo contraste con el negro de la mesa.

Espacio Somos2Studio – Aseos de uso público «A roman bath»

Materiales con color

A menudo, al pensar en color en el ámbito del interiorismo, pensamos en las pinturas. Pero, como ya hemos visto a lo largo de esta entrada, los colores de los materiales también entran en juego. El microcemento o la piedra, por ejemplo, son materiales que podemos encontrar dando color a pavimentos y paredes.

Inspirándose en las termas romanas, Eva Jurado y María Díaz Leguina, de Somos2Studio, proyectaron «A Roman Bath«, los aseos de uso público ubicados en la planta baja de Goya 89. El color neutro de paredes y techo –revestidos de microcemento con partículas de diamantes– formaba un atractivo contraste con el suelo de Dekton, inspirado en los mármoles oscuros. Los toques de blanco en el suelo, así como la presencia de detalles en cobre dorado, como las griferías de Gessi y la escultura de Domus Nº.4, hacían que el ambiente resultara bello y fascinante.

La combinación de blanco y negro se asoma al exterior

El clásico entre los clásicos, el binomio blanco y negro es una apuesta que suele funcionar muy bien en la decoración de interiores, cuando se busca transmitir sobriedad, sofisticación y elegancia. Sin embargo, no es tan usual en la decoración de exteriores, donde se utilizan otras combinaciones típicas en base a colores complementarios, triádicas o de colores adyacentes. Pero, en decoración siempre hay olas y esta combinación parece que se ha subido a una de sus crestas para llegar a la orilla en poco tiempo.

Convertir una de las terrazas del edificio de Goya 89 en un acogedor ambiente, elegante y sofisticado, donde poder reunirse y disfrutar los 365 días de año, es lo que consiguió Paloma de Gregorio, al frente del estudio de arquitectura y diseño Proyecto 15, con su proyecto «Sky Lounge», para la firma de mobiliario y textiles de exterior LDK Living Outdoors, donde una precisa combinación basada en los contrastes de blanco y negro, en paredes, suelo y parte del mobiliario, incluida la impresionante pérgola de Durmi, demostraba cómo de armoniosa puede ser la interacción de las contradicciones. Mientras que, el sofá y los sillones Kármán, en tonos grises y cremas aportaban el necesario toque de calidez al espacio.

ES EN FR