• Buscar
Dormitorios

Ideas para vestir la cama

Ideas para vestir la cama
21 / 09 / 2017

¿Cómo vestir la cama? Coordinar mantas, colchas, cojines y demás textiles para lograr un conjunto equilibrado y armónico es todo un arte. Además de acertar con los colores, los estampados y las texturas de la ropa de cama, es importante tener en cuenta el resto de la decoración del dormitorio; no sólo la gama de color, sino también el estilo decorativo. Todo ha de estar en consonancia.

Los dormitorios proyectados en esta última edición de Casa Decor nos han dejado 6 consejos para conseguir una cama de revista.

Ideas para vestir la cama

1. Un grupo de cojines apoyados en la almohada

Sin duda, el elemento clave para cambiar el aspecto de nuestro dormitorio o renovar el ambiente con la llegada de una nueva temporada. Es importante elegirlos bien, saber combinarlos y, finalmente, colocarlos con gracia. Lo ideal es jugar con formas y medidas diferentes y agruparlos por tamaños: los más grandes apoyados en la almohada, seguidos de otros dos y terminar con un rulo.

El arquitecto de interiores Raúl Martins, en el dormitorio de su «Suite con vistas», escogió cojines y almohadones lisos y con estampados muy discretos, en tonos beis y tostados, a juego con la gama cromática de la habitación.

2. Mezcla de colores y texturas

Lo más habitual a la hora de vestir la cama es partir de una base neutra, con sábanas y almohadas en color blanco, y después añadir pinceladas de color a través de los complementos textiles, es decir, cojines, plaids y mantas. El éxito estará asegurado siempre y cuando se elijan telas coordinadas y, en el caso, de introducir estampados, no se usen más de cuatro prints distintos o el ambiente quedará recargado.

Para dar vida a una cama en tonos claros, nada como mezclar colores (juega con distintas tonalidades de dos o tres colores diferentes) y texturas (algodón, terciopelo, plumas, pieles…) Al Estudio de Ele Room 62 les funcionó a la perfección en su suite «Living Green».

3. Ropa de cama y cortinas

Una apuesta tradicional es jugar con el diseño de las cortinas, es decir, que su color o estampado se repita en los cojines y demás complementos, como mantas o plaids. Sin duda, todo un acierto para conseguir un ambiente cálido, envolvente y acogedor. Raúl Martins lo tuvo claro en el dormitorio de su loft «Suite Presidencial», donde escogió cortinas y cojines en la misma gama.

Ideas para vestir la cama

4. El cabecero como punto de referencia

Son muchos los dormitorios en los cuales el cabecero, o la pared en la que se apoya la cama –pues cada vez es más frecuente prescindir de este mueble–, tiene un gran peso visual. Por eso, ya se trate de una pieza del mobiliario, papel pintado o pintura, conviene buscar sábanas, cojines y elementos que coordinen con este frente y formen un conjunto armónico. El decorador Jacobo Ventura, en el dormitorio del «Espacio Starwood» partió del acabado de la madera para vestir la cama en tonos cálidos.

5. Una mantita o plaid a los pies de la cama

Con este complemento textil, conseguirás un resultado visualmente más rico que si dejas la colcha tal cual, además de otorgar un plus de calidez. Colócala extendido de lado a lado, hasta la mitad de la cama, bien doblada. Lo ideal es que sea de un color que contraste con el de la colcha y que este tono esté presente en otros elementos, como en los cojines o almohadones. Así lo hizo Miguel Muñoz en su dormitorio «International Suite».

6. Colores serenos

Si hay un color capaz de transmitir paz y tranquilidad ese es el blanco. Por eso, a la hora de recrear una atmósfera relajante que invite al descanso es, sin duda, uno de los preferidos. Un look «total white» es tendencia en el diseño, no sólo de dormitorios, sino de cualquier estancia de la casa. Eso sí: para evitar una estética excesivamente fría, conviene introducir discretas pinceladas de color, así como detalles en madera o fibras vegetales que aporten un necesario toque de calidez.

Patricia Bustos de la Torre, en el dormitorio de su suite «Wake up in Palm Springs» rompió la monotonía de una cama en blanco absoluto con un cojín con estampado tropical en verde. ¡Fresco y luminoso!