• Buscar
El blog de Casa Decor: La casa se mueve
BLOG: LA CASA SE MUEVE

Ornamentación escultórica en la Casa de Tomás Allende

Ornamentación escultórica en la Casa de Tomás Allende
21 / 01 / 2021

No nos cansamos de levantar la vista hacia la fachada de la Casa de Tomás Allende para admirar su riqueza ornamental. Al excelente trabajo de los ebanistas en la decoración del mirador, así como de las decoraciones cerámicas en relieves llevadas a cabo por el afamado ceramista Daniel Zuloaga, se une otra fuente de creación artística no menos espectacular. En este caso, se trata del magnífico trabajo realizado por los labrantes artesanos de la piedra, regalándonos con ello un bellísimo legado arquitectónico y ornamental.

Ornamentación escultórica

Una gran variedad de figuras y simbolos historicistas inundan la parte superior de la fachada del edificio, un interesante trabajo escultórico en piedra caliza. Con ello, el arquitecto castreño Leonardo Rucabado dio al edificio la ecléctica y exuberante elegancia de su personal estilo historicista en su versión montañesa, con predominio del barroco y especiales motivos de estilo renacentista y clásico.

Empezamos por el cuerpo central del torreón deonde se concentra una serie de grupos escultóricos de relevancia. Flanqueado por dos heraldos con tabardos blasonados, un león sostiene un emblema oval. Este grupo está coronado por un escudo imperial enmarcado por pilastras y un frontón clásico.

Heraldos con tabardos blasonados

En estas imágenes, podemos observar el meticuloso trabajo de los labrantes o tallistas –verdaderos escultores o artistas de la piedra– en la realización de los heraldos. Tallados en piedra caliza procedente de las canteras cántabras (una roca sedimentaria blanda y fácil de trabajar en labores minuciosas), se aprecia perfectamente el tabardo o ropón blasonado que usaban antiguamente los heraldos y reyes de armas, y que hoy día podemos ver en algunas instituciones, como los maceteros de las Cortes y los de algunos ayuntamientos, así como las medias acanaladas y los zapatos abrochados con hebillas.

También tallados en piedra caliza, en la base del torreón se suceden los medallones con rostros de la mitología clásica así como los de personajes históricos fácilmente reconocibles como la Dama de Elche o Francisco Pizarro.

Columnas y pilastras en perfecta armonía

Rucabado tomó como base de su composición la fachada de la Carrera de San Jerónimo, encontrándose en la de la Plaza de Canalejas con la gran dificultad que significaba, conseguir la unión y evitar el gran contraste que hay entre su estilo y el de la casa contigua de Meneses, ya que se exigía, para evitar que resultara esta unión una nota antiestética, que jugaran las líneas arquitectónicas principales de uno y otro edificio, algo complicado de solucionar y, sin embargo, resuelto admirablemente por el arquitecto.

Así, cabe destacar el conjunto de columnas y pilastras distribuidas de forma aparentemente aleatoria, pero que guardan relación con el deseo del arquitecto de respetar la verticalidad del edificio Meneses, que se caracteriza por altas columnas que abarcan tres plantas. Rucabado  se las ingenió para mantener esta armonía, pero rompiendo el orden y colocando columnas y pilastras a diferentes alturas. Algunas adosada y otras exentas; unas acanaladas en vertical y otras en espiral, en en su mayoría, rematadas por capiteles jónicos.

Veneras o conchas de inspiración salmantina

Finalmente, uno de los detalles más sobresalientes de la fachada es la ornamentación de conchas o veneras –en este caso sin los salientes en punta– que salpican los muros de ladrillo rojo que van decorados con chatones de piedra y que recuerdan a la Casa de las Conchas de Salamanca, el impresionante palacio urbano de estilo gótico del siglo XV. Incluso su colocación, en tresbolillo siguiendo la tradición mudéjar de decoración en rombo, se asemeja a la disposición del edificio salmantino. Esta decoración también se hace visible en los suelos avenerados de los balcones volados semicirculares.

Fotos: Nacho Uribesalazar para Casa Decor 2021