• Buscar
El blog de Casa Decor: La casa se mueve
BLOG: LA CASA SE MUEVE

Mirador de madera labrada al estilo de Cantabria

Mirador de madera labrada al estilo de Cantabria
15 / 01 / 2021

No lo podemos negar, siempre es motivo de satisfacción para el equipo de Casa Decor encontrar ese edificio sorprendente y mágico que cumpla con las expectativas tanto de los grandes profesionales del interiorismo, del diseño, creativos y artistas, así como de las empresas y marcas que acuden a la llamada de nuestra Exposición. Sin duda, en la edición de 2021, la Casa de Tomás Allende es ese extraordinario edificio.

Proyectada por el arquitecto cántabro Leonardo Rucabado, esta edificación conserva un relato de la mejor y más culta arquitectura regionalista montañesa, de la que fue su creador y principal exponente. Antes de explorar el interior merece la pena observar con detenimiento su fachada y contemplar el rico y exuberante trabajo ornamental que la decora donde, entre otros elementos, sorprende el amplio balcón volado que, a modo de mirador, se asoma curioso a la siempre bulliciosa y concurrida Carrera de San Jerónimo.

El mirador de madera labrada es punto de referencia en la Carrera de San Jerónimo, invita a los curiosos a erguir la cabeza y admirar su influencia cántabra.

Mirador de madera labrada

En el rico y exuberante trabajo ornamental de la fachada se alternan los grupos escultóricos de piedra caliza, altas columnas gigantes, las conchas o veneras que salpican los paramentos de ladrillo visto, las rejerías de balcones semicirculares, los elementos «renacientes» y tendencias barrocas… Todo ello envuelto en una elegancia y riqueza indiscutibles.

Entre todos estos elementos de la fachada sorprende el amplio mirador que se asoma a la Carrera de San Jerónimo. Inspirado en la tradicional solana de la arquitectura popular cántabra, este mirador volado sin protección lateral está muy alejado de esa balconada de las casonas montañesas de origen humilde que cumplía la función de secadero de cosechas, ya que en él hay un profuso y excelente trabajo de ebanistería, probablemente realizado por artesanos cántabros.

Tejas árabes coloreadas cubren el techo inclinado del mirador.
Atlantes agachados o sedentes sujetan y decoran el interior de la cornisa.

Sustentado por cuatro columnas exentas, acanaladas en vertical y en conjunto de dos, el mirador está construido en caoba cubana, madera preciosa que ya en aquella época se había vuelto cada vez más difícil de obtener en tamaños comerciales (principios del siglo XX).

Con la misma caoba de Cuba, se realizaron las tallas que adornan la parte interior de la cornisa. Se trata de un curioso inventario de figuritas formado por águilas, motivos célticos y clásicos y atlantes en posición agachada o sedente. En estos últimos podemos apreciar su función sustentante. En algunos casos alzan los brazos para recibir el peso de la cornisa, otros hunden su cabeza entre los hombros con idéntico fin, extendiendo o plegando sus brazos, o apoyándolos en sus rodillas y piernas flexionadas, y en ocasiones recibiendo el peso directamente sobres su espalda.

No podíamos terminar este post sin subir a la quinta planta donde se alza el mirador y contemplar más de cerca el excelente trabajo de artesanos y ebanistas. El interior repite, con alguna variable, lo que hemos estado admirando desde la calle.

Aquí podemos observar como el mirador o solana se divide en tres tramos, separados por dos parejas centrales y dos más laterales de robustas columnas de madera talladas en espiral y sustentadas en pilares de la misma madera donde se sujeta la balaustrada que recorre todo el frente.

Pequeñas vigas de madera recorren el techo pintado en blanco aportando continuidad y calidez al espacio. Mientras que el suelo está cubierto con una alfombra de azulejos de barro formando un dibujo lineal, salpicado por pequeñas piezas cuadradas con leones rampantes.

Si queréis descubrir estos y otros sorprendentes detalles de la Casa de Tomás Allende, apuntad en vuestra agenda: el 13 de mayo abrimos las puertas de Casa Decor 2021. 

Fotos: Nacho Uribesalazar para Casa Decor