Tal como éramos

Una galería convertida en un apartamento en Casa Decor 2010

17 / 08 / 2023

Un señorial edificio de viviendas de finales del siglo XIX, ubicado en pleno barrio de Salamanca, fue el edificio que acogió la edición de Madrid en 2010. Aquel año Casa Decor cumplía 18 años, una más que consolidada mayoría de edad contrastada a través del montaje de diferentes exposiciones en edificios singulares con la siempre acertada visión de por donde transcurrían los gustos de la modernidad en todo lo referente al mundo de la decoración, la arquitectura, el arte y el paisajismo.

Allí volvieron a darse cita una amplia representación de los arquitectos, interioristas, decoradores y artistas más reconocidos del momento, así como de las firmas más destacadas del sector para dar a conocer a un público interesado las tendencias más actuales del diseño de interiores y de la decoración.

Velázquez, 29

Enclavado en el barrio de Salamanca, el señorial edificio de la calle Velázquez 29, edificado a finales del siglo XIX y que en la actualidad alberga 20 viviendas de lujo, fue la sede de una de las ediciones más numerosas en cuanto a espacios proyectados, 65 en total.

La casa, de unos 4.000 m2, contaba con un gran patio interior ajardinado, una azotea, una espléndida zona principal hacia la calle y una zona de servidumbre hacia el interior. Su fachada, sobria y elegante, contrastaba con un interior rico en materiales y detalles ornamentales, como las elaboradas escayolas, los suelos de parqué o las galerías acristaladas.

En aquella edición el clásico renovado volvió a la palestra. No era un estilo, sino una forma de entender la estética, sin estridencias y con elegancia, que renunciaba a las mezclas explosivas.

Allí pudimos contemplar el Espacio Homes in Heaven de gran belleza estética, obra del decorador de interiores Lorenzo Castillo. El proyecto se basaba en la transformación de una de las galerías acristaladas, que comunicaba la parte frontal de la casa con las estancias posteriores, en un pequeño y luminoso apartamento de campo organizado en tres ambientes: zona de estar, comedor y cocina.

Elegante mezcla de estilos

Apasionado del arte y la decoración, si por algo es conocido y admirado el interiorista Lorenzo Castillo es por la creación de estancias llamativas y rompedoras, con las que demuestra que domina como pocos la mezcla de estilos. De este modo, consigue crear espacios personales, que diseña para ser vividos.

En Casa Decor 2010, el interiorista, en colaboración con la tienda de muebles inglesa Homes in Heaven, apostó por un ambiente clásico, pero con soluciones modernas, a través de una cuidada mezcla de mueble contemporáneo, en distintos acabados de lacas y brillos de blanco, con otras piezas de inspiración clásica, sueca y francesa.

La solución para transformar la galería acristalada en una confortable e informal zona de estar fue alinear una serie de sofás, con y sin brazos, de loneta blanca y cenefa de retor sepia. Para que transmitiera su carácter de casa de campo, y de verano, el interiorista realizó una alegre combinación de colores, con toques de verde agua, rojos y amarillos, en telas y pantallas, así como el uso de estampados florales, muy frescos, con evidentes referencias a la década de los sesenta.

Reflejos de espejos

Elegantes y efectistas, en aquella edición los espejos dejaron de ser meras piezas accesorias para cobrar protagonismo en la decoración de interiores. Además del salón, los baños y los dormitorios, sus estancias habituales, ocupaban un lugar destacado en otras estancias de la casa, como la cocina, el pasillo y otras zonas de paso.

Para multiplicar el efecto de la cristalera y multiplicar la luz de la estancia de manera natural, en la pared enfrentada Lorenzo Castillo colocó tres grandes cuarterones de espejos. Además, en este espacio ningún detalle pasaba inadvertido. Es más, el encanto de las piezas seleccionadas por el propio interiorista, colocadas sobre las consolas laterales, resultaban altamente decorativas.

Comedor clásico atemporal

Tras cruzar la galería, pasamos al comedor propiamente dicho. En este espacio también se jugaba con una encantadora mezcla de estilos. Una mesa blanca de un estilo más moderno se rodeó con sillas clásicas pero muy actuales, cumpliendo con otra de las tendencias de  aquel momento: romper con el juego de comedor perfecto y apostar por una combinación dinámica y atrevida, mucho más versátil.

Cocina bicolor

Como un verdadero homenaje al verde y a las clásicas casas de campo, se decoró la cocina. Aquí se combinaron las paredes en blanco y verde con azulejos de cerámica en pequeño formato con el revestimiento del suelo. Los muebles de madera, con tiradores y bisagras de hierro, pegados a la pared, permitían tener una mesa de comedor de excelente tamaño en el centro de la cocina. Se trataba de un modelo clásico de mesa extensible, con pie torneado y un toque de estilo extra con la ampliación del latón en los extremos, que se rodeó con las clásicas sillas Mayer, todo de Homes in Heaven.

Dormitorio invernal

Una auténtica joya del apartamento con esa riqueza de materiales tan característica del interiorista, era el cuarto de dormir ligeramente más invernal que el resto de las estancias. Para su decoración, el interiorista utilizó un papel vegetal en las paredes, en tonos piedra, lacas negras para los muebles gustavianos y telas en dorados y tonos de azul marino, toques de pan de plata y cerámica blanca que aportaban el tono contemporáneo, mezclando distintos estampados geométricos y florales de modo muy natural, como sucede en una casa con el paso de los años.

———————————————————————————-
«Espacio Homes in Heaven»/ Casa Decor Madrid 2010
Proyecto de interiorismo: Lorenzo Castillo
Fotos: archivo Casa Decor

Texto: Carmen González
ES EN FR