• Buscar
Color / Pastel

Los interiores en tono rosa empolvado siguen siendo tendencia

Los interiores en tono rosa empolvado siguen siendo tendencia
19 / 08 / 2021

En los últimos años, se ha convertido en un color relevante en la decoración de interiores. En un momento en que la tendencia de ayer está pasada de moda mañana, el rosa parece que ha llegado para quedarse. Bien es cierto que en las últimas temporadas, decoradores e interioristas se decantan por un tono en concreto: el rosa empolvado.

Empolvado, pastel, nude, clarito, palo de rosa, light pink, sweet… Hay muchas formas de llamar a este tono, aunque el resultado siempre es el mismo, una tonalidad de rosa muy especial y pura de la paleta cromática. Lo cierto es que es ahora cuando está viviendo una verdadera época de esplendor, cobrando el protagonismo que se merece en el diseño de interiores.

Una vez más, los espacios proyectados en la pasada edición de Casa Decor 2021 nos inspiran y nos dan las pistas para introducir este color que nunca pasa de moda: 6 ideas para crear ambientes delicados y luminosos con este rosa tendencia como protagonista.

Suite «Hölos» – Espacio U Interior Design

Un dormitorio cálido y elegante

Una de las mejores ideas decorativas para favorecer el descanso en un dormitorio es la incorporación de colores cálidos y serenos. Un buen ejemplo de ello, lo encontramos en la suite «Hölos«, diseñada por el equipo de U Interior Design, en la que un rosa delicado, en los textiles, tapicería del cabecero e incluso en la obra pictórica del techo, se hacía acompañar por otros tonos naturales para crear una atmósfera serena y relajada, en la zona de descanso. Mientras que en el resto del espacio, los toques de rosa agregados al mobiliario, a la lámpara de techo y a varios objetos decorativos, contribuían a expresar la esencia femenina, delicada y elegante que se respiraba en esta suite.

Espacio Netflix «El Universo de Valeria», por Simona Garufi

Paredes en rosa en el salón de Valeria

La arquitecta Simona Garufi realizó una interpretación del piso madrileño de Valeria, la protagonista de la exitosa serie de Netflix, ese refugio interior donde ella escribe su novela, decorado con muebles vintage, colores pastel y elementos decorativos con toques nostálgicos, que rememoran tiempos pasados y décadas anteriores.

En este espacio, aparecía el mismo papel pintado de la serie, en color rosa nude con estampado punteado en azul, revistiendo la pared y el techo que delimitaba la zona de salón. También en un rosa algo más vivo, pero de la misma gama, se creó un friso y un arco que delimitaba la zona del salón.

Espacio VG Living «#MissYourKiss», por Virginia Gasch

Paredes en rosa y algo más

La mezcla entre los diferentes tonos de un mismo color también queda que ni pintado. Combinando diferentes tonos de rosa palo entre sí el resultado es de lo más sorprendente.

Como sorprendente y vibrante era el espacio #MissYourKiss, diseñado por Virginia Gasch, de VG Living, en el que además, se unieron blancos, burdeos y marrones para aportar vitalidad al rosa palo, rompiendo su neutralidad y añadiendo toques atrevidos a la decoración de las paredes. Es tan versátil que se puede asociar, además, a diferentes estilos y texturas, incluso en combinación con los suelos y… ¡Ah! también a una lámpara de techo como ésta, digna de todas las miradas. Si se suma rojo, blanco y dorado en muebles de diferentes texturas el resultado que se obtiene es espectacular y sin perder un ápice de elegancia, como se puede apreciar en la imagen.

Espacio La Redoute «Family Room», por Mónica Garrido

Un ambiente cálido y relajado

Si te estás preguntado por qué el rosa empolvado triunfa en el diseño de interiores, ya te lo adelantamos: ¡es sumamente combinable! Además, adora la mezcla con la madera y las texturas naturales, sin olvidar el toque verde de las plantas ornamentales de interior. Es capaz de recrear ambientes cálidos con elegantes notas de color y dosis relajante.

Un buen ejemplo de lo que decimos, lo encontramos en el salón «Family Room» del Espacio La Redoute, diseñado por la decoradora Mónica Garrido. Un ambiente de estilo atemporal, aunque con toques de tendencia en la cuidada selección de piezas, que transmitía nada más cruzar el umbral una agradable sensación de bienestar.

Allí destacaba el sofá, del que Mónica se enamoró nada más verlo en la tienda. La propia decoradora comentaba que el sofá, tapizado en un cálido rosa empolvado fue condicionando toda la gama cromática del espacio, añadiendo tonos lisos y neutros para no restarle protagonismo. La mezcla con maderas de roble, naranja suave en las cortinas, latón envejecido en los apliques de pared y los toques de verde dinamizaban la composición.

Espacio GM Group «Atelier-living», por Cristina Amigo

Una oda a la delicadeza

Como estamos viendo, sea cual cual sea la tonalidad de rosa que se utilice, ha sabido ganarse un lugar destacado en la decoración de interiores. Es verdad que, en la actualidad, predominan las tonalidades pálidas, un tanto alejadas del  estereotipo de “color para jovencitas” convirtiéndose en un color neutro, aunque en algunos momentos siga ligado al universo femenino. Buena muestra de ello, era el «Atelier-living» diseñado para la firma GM Group por Cristina Amigo, un ambiente multiespacio, donde se sucedían diferentes escenas creadas por los automatismos de GM Group, desde un salón, un dormitorio o incluso un despacho.

Con intención de crear un espacio sutil y delicado, Cristina comentaba que se dejó invadir por su lado más femenino para realizar una «oda a la delicadeza», y para ello trabajó con tonos rosas empolvados, tanto en los textiles del sofá-cama y los pufs, como en el biombo curvado e incluso dando ese color a la «Pirata» dibujada en una de la paredes, logrando con ello un total look de elegancia, delicadeza y feminidad.

Espacio Dosde Interiorismo «Una cocina propia», por Beatriz Sánchez Jiménez y Eva Martín Márquez

En la mesa de la cocina

El rosa palo es un tono que destaca por su rubor pastel, suave y luminoso. Es uno de los tonos más rejuvenecedores… para aplicar sin temor en los muebles de toda la casa, también en los de la cocina.

Con toques de mimbre y encimera de mármol y acompañada por el antepecho con azulejos en el mismo tono, esta mesa rosa lucía sus galas en la cocina diseñada por el equipo de Dosde Interiorismo. Y por supuesto, una pieza con una presencia visual como ésta no puede estar sobre cualquier suelo: en damero blanco y negro era su pareja ideal, también los grandes dibujos geométricos o incluso florales, tendrían cabida.  ¿Y el resto del mobiliario? el verde bosque funcionaba de maravilla como color del resto de muebles de la cocina con un punto de naturaleza muy refrescante.

Fotografías: Nacho Uribesalazar y Luis Hevia para Casa Decor 2021.