• Buscar
Material / Nuevos materiales

Antes y después: descubre cómo han cambiado los espacios de Casa Decor 2020 (6)

Antes y después: descubre cómo han cambiado los espacios de Casa Decor 2020 (6)
01 / 05 / 2020

En el ala izquierda de la tercera planta de Velázquez 21 se encuentran otros nueve espacios que distintos profesionales convirtieron en escaparates de las últimas tendencias en interiorismo. Tras un trabajo duro, muy bien planificado, estos profesionales, junto a albañiles, pintores, carpinteros y electricistas, hicieron de estos espacios maravillosos e impresionantes proyectos llenos de creatividad e ingenio. 

Espacio Jardinespiteri

Clara Rodríguez-Spiteri, ingeniero paisajista, especialista en técnicas del jardín y experta en botánica, transformó el recibidor de la tercera planta en «Abstracción Natural«. El espacio tenía la dificultad de ser una zona de paso por la que transitarían todos los equipos de los profesionales de este ala, por lo que Clara optó por una intervención mínima.

El techo, la moldura original y las líneas de colores primarios fueron pintados con pintura ecológica y al agua de Valentine. El jardín abstracto del techo y de una de las paredes presenta aguas aterciopeladas en verde y dorado que le dan al espacio elegancia mediterránea italiana.

Las paredes se decoraron con revestimientos textiles de Janneli & Volpi. Alternó un diseño vegetal en tonos marrones, con rosados, azules y dorados, con el que recreó un ambiente de atardecer pausado, y una tela lisa, en los mismos tonos, para crear la zona de despacho, más sobria y con un toque masculino. Ambos diseños encajaron perfectamente con la composición del techo y plasmaron la realidad de los jardines clásicos que Clara pretendía.

Para cubrir la ventana, Clara pensó en una solución moderna, elegante, de líneas puras, que crease un contraste subliminal con el clasicismo de los elementos del jardín. Escogió la cortina enrollable con cajón «Q-Style», confeccionada para la ocasión con un tejido elaborado con algodón 100% reciclado; y «Fit-Box», una cortina enrollable con cajón decorativo y guías laterales de estética sobria y líneas rectas, que se integra a la perfección en cualquier puerta o ventana sin tornillos ni agujeros, con el tejido «Planet Ignis» (un tejido fabricado a base de PET reciclado), de la gama «Eco-Friendly». Todo, de Bandalux.

Clara, junto al equipo de diseñadores de Aistec, diseñó unos elementos decorativos de motivos naturales, a modo de recortables, realizados con los paneles acústicos «ECOpanel» de esta empresa malagueña. Con esta serie de figuras, solucionó la transición entre el jardín abstracto del techo y el real de la estancia, además de ocultar los cableados eléctricos.

No hubo más intervenciones. El suelo, de madera de pino melis, es el original del edificio.

El espacio se completó con el lavabo «ZYL» de Miapetra, de piedra natural y perfilado por maestros canteros, y en el centro se colocaron unos capiteles corintios en blanco, de Escayolas Saz, con un lagarto de cerámica, de Bordallo Pinheiro (Vista Alegre), y varias macetas con motivos florales tallados. También se incluyó una mesa del siglo XIX, de base de terracota y sobre de mármol de Carrara, de Berenis Antigüedades, así como distintas piezas de mobiliario de La Redoute. Por último, las velas perfumadas de Sisley nos transportan a un viaje lejano.

Espacio Jaime Jurado

«Lobby Hotel Art 76« es la propuesta del interiorista y artista plástico Jaime Juradoel lobby de un hotel boutique inspirado en una mezcla de aire mediterráneo y nórdico, donde predominan las tonalidades claras y una fusión de texturas suaves, agradables, y materiales naturales, siempre buscando el equilibrio.

Con un bastantes recovecos y un gran ventanal que da a la calle Velázquez, en un edificio con el grado de protección máximo, Jaime decidió intervenir de la siguiente manera:

La puerta de acceso al espacio contiguo se ocultó con un trasdosado de placa de yeso laminado. Asimismo, los entrantes de la pared se salvaron con una librería con baldas de madera natural realizada artesanalmente en el taller de Jaime Jurado, y con una falsa chimenea. Ésta lleva una barra de 4 metros realizada en Dekton «Laurent». Además, se dejó un hueco para colocar un espejo circular de color gris para que reflejara el cuadro del retrato de Carla (hija de Jaime Jurado) que es el punto focal del espacio.

En el techo había bastante humedad. Se diseñó un falso techo, que se aprovechó para modificar la instalación eléctrica e integrar de esta forma toda la iluminación, que juega con diferentes alturas y materiales para crear diferentes ambientes de luz.

Las paredes estaban bastantes deterioradas por el paso del tiempo. Tras alisarlas, se les aplicó una pintura texturizada en color claro para que resaltaran las pinturas del artista y se fabricó un rodapié más alto para salvar el original de la casa, con un acabado de Valentine.

En el suelo se colocó una madera de roble claro, en forma de espiga, que da calidez al espacio.

Las mesas de centro se realizaron con Dekton «Liquid Shell». 

Espacio Jung por Sara Folch

«La Corte de los Milagros«, el espacio diseñado por Sara Folch para Jung, es un nuevo concepto de estancia destinada al cuidado personal que, gracias a los mecanismos de automatización de Jung, se convierte en un espacio versátil: un auténtico salón de belleza privado con zona de peluquería, maquillaje y tertulia.

Todas las piezas del espacio fueron diseñadas por Sara Folch Interior Design. Entre ellas, la gran mesa circular que ocupa el centro de la estancia y que cuenta con un cajón giratorio automatizado mediante los sistemas de automatización de Jung, para facilitar la selección del maquillaje según la ocasión. En el otro lado de la mesa, un cajón automático se abre o cierra con solo pronunciar una orden al asistente virtual instalado en el espacio. En las paredes, se situaron dos estanterías automatizadas que descienden y muestran distintos productos de Jung como verdaderas joyas.

Para controlar y decorar la estancia, Sara escogió los mecanismos de la serie «LS990» en los acabados de «Les Couleurs® Le Corbusier» en tonos verdes, como el «Ceruleen Pale» o el «Vert Anglais Clair», y grises como el «Gris Foncé 59» del sistema cromático de 63 colores creado por el icono de la arquitectura del siglo XX.

Un teclado «F40» en aluminio para control de la iluminación y de escenas fue otro de los aciertos del Espacio Jung. Se instalaron los portalámparas empotrables «Plug&Light» en la parte superior de los ventanales; la pantalla «SC10», en la peana para controlar toda la estancia; y la nueva y espectacular serie de mecanismos «LS 1912» de Jung.

En la zona de peluquería se instalaron dos lavabos de la colección «Collaro» de Villeroy & Boch. Están realizados en TitanCeram, un innovador material que combina arcilla, cuarzo, óxido de feldespato y de titanio permitiendo así una producción de cerámica de baño precisa con delicadas formas y bordes bien definidos, particularmente sólidos y robustos.

El suelo de todo el espacio se cubrió con el nuevo «Calacatta Luxe» de Neolith, efecto mármol.

La iluminación de Oliva, junto con la tecnología de automatización de Jung, además de aportar confort al usuario, garantiza la eficiencia energética de toda la instalación.

En el espacio también colabora el renombrado peluquero y maestro estilista Alberto Cerdán. 

Espacio Bontemps – Les Espaces

«Cuando recorrí el espacio por primera vez, cerré los ojos e imaginé una pequeña vivienda. Pensé en un escondite dotado de confort y sofisticación aprovechando cada centímetro de la estancia», nos cuenta Soledad Ordóñez, de Bontemps Les Espaces. Y así nació «Sweet Camila«, un pequeño oasis de descanso donde parar el tiempo en la agenda de una persona con mucha actividad, disfrutar del arte, de la música y de los aromas.

El suelo se cubrió con piezas de tres colecciones diferentes de Colorker formando un patrón geométrico, diseñado por Soledad: «La luz que entraba por la ventana me pedía un suelo vivo, diferente». Se combinaron los porcelánicos efecto mármol «Heritage Black», «Amber Invictus» y «Omnia White».

Respetando la arquitectura original, se trasdosaron las paredes y se decoraron con cuarterones hechos con molduras de Orac Decor, que aportan personalidad y enmarcan distintas obras de arte. Los cuarterones que quedan a ambos lados de la ventana se cubrieron con revestimiento de color azul y textura sedificada, de Arte International. El techo también se decoró con molduras y espejos envejecidos para ganar altura y crear sensación de profundidad.

En uno de los frentes se realizó una chimenea y se revistió con Silestone «Eternal Noir». Este material, en el mismo acabado, se utilizó para realizar el murete a media altura que separa la zona de estar de la de baño. En este ambiente, se colocó la bañera exenta «Finion» de Villeroy & Boch, con iluminación y sistema ViSound integrados.

La mesa de centro, un diseño de Soledad Ordóñez, se realizó con «Orinocco» de la línea «Sensa», de Consentino.

La iluminación es de Oliva. «Es otro de los detalles que estudiamos con especial cuidado, trabajamos con diferentes intensidades y temperaturas para generar ambientes cálidos o dotar de mayor luminosidad aquellos que lo necesiten», afirma Soledad,

Espacio Laufen por Sinmas Estudio

Los interioristas Mateo Climent y Sigfrido Serra, del estudio de arquitectura e interiorismo Sinmas Estudio convirtieron los 30 m2 del Espacio Laufen en el marco perfecto para la presentación en exclusiva de la colección «The New Classic», diseñada por Marcel Wanders para la prestigiosa firma suiza especializada en cuartos de baño.

Con el agua como fuente de inspiración, los interioristas apostaron por un «total white» –mostrando la ausencia de color que tiene el agua– como protagonista del proyecto. Se trata de una tonalidad blanca, minusiosamente elegida con el asesoramiento de Valentine con la que se pintó paredes y techo. Además, se realizó un zócalo perimetral para pasar instalaciones. El suelo, de madera de pino melis, es el original del espacio y se limpió para que luciera en su esencia. Se vistió con una alfombra inspirada en el tradicional trencadis, diseñada en exclusiva para el espacio.

Las puertas acristaladas se decoraron con unas celosías realizadas a mano por un reconocido ebanista valenciano y posteriormente se lacaron con pintura libre de químicos. Estas celosías dejan entrar la luz e intuyen las carpinterías de madera existentes, una joya del edificio. «Queríamos mostrar la tradición de Valencia, nuestra tierra. Por ello, colocamos las luminarias decorativas y las esculturas de porcelana The Guest, de la firma Lladró, además de unas tinajas y vasijas realizadas con arcillas ecológicas, que fueron diseñadas ex profeso para este espacio», nos cuentan desde el estudio.

Para enmarcar la zona de los lavabos , se realizó una estructura tapizada con un revestimiento de seda salvaje, de Janelly & Volpi. Con esta solución, además de ocultar el radiador que queda en la pared de atrás, se consiguió dar cierta intimidad al inodoro.

El techo, otro de los elementos mágicos de este espacio, se cubrió con un papel pintado de efectos anacarados y las lámparas de porcelana «Nightbloom», diseñadas por Marcel Wanders para Lladró. 

En la línea de este concepto encajan a la perfección los producto de la firma cosmética Sisley París, presentes en el espacio, mientras que dos fotografías de gran formato evocan a la belleza del cuerpo humano.

«Un espacio como éste necesitaba un sofá muy concreto», aseguran los diseñadores. «Por ello creamos un modelo que dejara ver la belleza de lo inacabado, tapizado con una tela de lino natural de Janelli & Volpi». El espacio se completó con mobiliario diseñado por Sinmas, como el aparador que se colocó en la pared que queda frente a las puertas acristaladas, y el escritorio y la consola en forma de T, forrada con porcelánico de Cupa Stone, en el pasillo. En este espacio anexo al cuarto de baño la intervención fue mínima, si bien se enriqueció con un papel pintado y cortinas de Janelly & Volpi.

Espacio Hager Sistemas por Disak Studio

El equipo de Disak Studio hizó del Espacio Hager un salón con cocina integrada: «Less is more« recrea una atmósfera serena y elegante, con una gama cromática basada en los tonos visones, grises y tierra, con diferentes ambientes lumínicos controlados con las soluciones KNX de Hager.

El suelo se cubrió con madera de roble en espiga y las paredes, con papeles pintados de Arte International. El techo se decoró con molduras de escayola de Escayolas Saz, que enriquecen visualmente la estancia y le dan movimiento. En el interior del foseado se colocaron luminarias, que proporcionan una luz general suave y sin deslumbrar, y como complemento, se instalaron varios focos.

Las puertas acristaladas se vistieron con soluciones motorizadas de Bandalux: la cortina enrollable «Zi-Box», confeccionada con un tejido opaco para generar la máxima ocultación, y venecianas de madera proveniente de bosques gestionados de manera responsable y sostenible.

Para separar el salón de la cocina se situó una isla realizada con la piedra natural «Cristallo Imperiale», de Granith: una maravilla cristalina de origen brasileño que transmite lujo en estado puro. Esta misma piedra reviste el frente de cocción. Los muebles de cocina son de Cocinas Río; los electrodomésticos, de Whirlpool, y fregadero y el grifería, de Franke.

En la pared que queda frente al sofá se colocó un espejo mágico con el televisor incorporado. Las tapicerías de los asientos son de Misia Casamance.

Espacio Gärna Studio

A la hora de proyectar el Espacio «Narciso«, el estudio de arquitectura e interiorismo Gärna Studio se inspiró en el mito griego, en el arte y en el placer de mirar un cuadro.

Las paredes se forraron en terciopelo azul, espejos infinitos y laminados de Formica en suelo y techo se convierten en el fondo perfecto para las instalaciones lumínicas de resina y luces de neón. La pared central del espacio se revistió con el espectacular «White Macaubas» de Sensa by Cosentino, una cuarcita marcada por suntuosas finas vetas grises.

Espacio Hauka por Dosde Espacio Cocinas

El equipo de Dosde Espacio Cocinas transformó el Espacio Hauka en el proyecto «Un futuro que cocinar«: una cocina inspirada en casas tradicionales, que se organizó en torno a una isla central, cuya encimera combina madera con piedra sinterizada de Cupa Stone. 

Los muebles se distribuyeron en forma de L, con encimera negra y el mobiliario «Zura» (madera en euskera), de Hauka. Es un diseño atemporal, con los encastres de las piezas vistos en «cola de milano», realizado con maderas centenarias procedentes de un colegio del País Vasco que se quemó en los años 60.

Los armarios originales de la vivienda, a la derecha de la puerta de entrada al espacio, se aprovecharon para instalar dos vinotecas y un horno, de AEG, además de módulos de cajones y estantes donde se colocaron las botellas de Agua de Vilajüiga, los vinos Pagos de Anguix y Propietat d’Espiells, y también de Espresso 43. 

Se realizó un falso techo con foseado perimetral, en cuyo interior se colocaron luminarias que proporcionan una luz general suave. El techo se pintó de blanco y el foseado se vistió con un textil en tono crudo. La iluminación perimetral se combinó con focos empotrados en el techo, muebles retroiluminados y lámparas de suspensión, con pantalla de fibra vegetal. El suelo es el original del espacio.

Las paredes se trasdosaron y se pintaron en un tono rojo caldero de Valentine. Una de ellas acoge la zona de cocción, con la placa de inducción «Combo Hood» con campana integrada, de AEG. Aquí, destaca especialmente el frente, que se revistió con la piedra sinterizada «Arabescato Corallo» de Cupa Stone, que se acanaló para este proyecto. La pared que queda frente a las puertas acristaladas se reservó para ubicar el fregadero «Style» en negro, galardonado con el premio Gold en los IF Design Award, y el grifo «Maris» extraíble en negro con cartucho Eco. Ambos, de Franke. En este frente se realizaron dos hornacinas en forma de arco, que se decoraron con un papel pintado con delicados estampados y se completaron con baldas para colocar la vajilla de Vista Alegre.

En línea con el aire tradicional que se respira en la cocina Hauka, están las bolsas de algodón y lino de Verdonce, inspiradas en las clásicas bolsas de pan utilizadas hasta hace unos años en la mayoría de los hogares españoles y diseñada para usarla una y otra vez.

Espacio VG Living

Virginia Gasch, de VG Living, se encargó de diseñar los aseos de uso público de la tercera planta: «The Berries Club«, un espacio inspirado en los felices años 20 y el movimiento Art Decó.

Para ello fue necesario hacer grandes modificaciones tanto en suelo, paredes y techo, como en las instalaciones de electricidad y fontanería. Todo con la máxima delicadeza, respetando la arquitectura original y los elementos protegidos del edificio. De ahí que las paredes del espacio principal se trasdosaran sin llegar al techo para dejar las molduras originales vistas, y que se realizara una pared curvilínea para ocultar un armario presente en el espacio.

El proyecto tiene tres grandes protagonistas que hilan todos los ambientes: los arcos, presentes en paredes y mobiliario; el suelo de mosaico de vidrio, un diseño geométrico de Virginia Gasch, que combina tonos azules, verdes, beis y negro; y los espejos de techo, paredes y mobiliario, que aportan luminosidad y crean efectos ópticos únicos.

Los arcos se realizaron con placas de yeso laminado y se aprovecharon para ocultar todas las instalaciones. Uno de ellos enmarca el sofá y crea un punto de atención sobre el neón #Desobediente. Para crear sensación de galería se realizaron arcos contrapuestos y se pintaron alternativamente en azul y verde. Las paredes se decoraron con fotografías de «flappers», protagonistas del espíritu rebelde del espacio.

Paredes pintadas con pintura al agua de Valentine se alternaron con frentes de papel pintado en la misma gama de color, y que aportan el toque romántico y femenino. Los mismos tonos se replicaron en las lacas de los muebles así como en la bañera «Cleo» de Jacob Delafon, en color azul y con pies «pata de león» en dorado. Con esta solución, se logró dotar de continuidad visual a los diferentes ambientes del espacio. De esta firma francesa son también los sanitarios y el lavamanos de vidrio.

Se realizó un falso techo y se decoró creando un efecto de cúpula, con laminados con efecto espejo y laca negra y vinilo en color dorado tanto en los perfiles como en el rosetón que se colocó en el centro para destacar la presencia de la lámpara de techo.

Se realizó una nueva instalación eléctrica para incluir las maravillosas lámparas de estilo Art Decó que decoran el espacio, además del neon y un arco de LED que rodea a un maniquí con un vestido de época. Los mecanismos, en línea con la estética del espacio, son de Hager.

Todas las piezas de mobiliario fueron diseñadas y fabricadas por VG Living.

Fotos: Nacho Uribesalazar y Luis Hevia para Casa Decor.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información aquí.