• Buscar
Tal como éramos

«Habitación para Olguita», un dormitorio infantil innovador y lleno de encanto

«Habitación para Olguita», un dormitorio infantil innovador y lleno de encanto
25 / 11 / 2021

En la primavera de 2007, Casa Decor celebraba sus 15 años en tres de los siete mejestuosos inmuebles que conformaban la “manzana de Canalejas”, hoy convertida en el complejo comercial Centro Canalejas Madrid (CCM). 

En aquella ocasión, las habitaciones infantiles tuvieron un papel relevante, incluyéndose entre las propuestas más creativas. Entre ellas, la «Habitación para Olguita», que te mostramos en este post, se convirtió en uno de los espacios que mayor admiración despertó entre los visitantes a la Exposición.

La entrada a la Exposición se realizaba por la puerta de las antiguas oficinas del Banco Zaragozano, que durante un mes se convirtió en una puerta abierta al mundo del interiorismo, la decoración y el diseño. Sus casi 4.000 metros cuadrados permitieron a más de cien profesionales presentar sus últimas creaciones en 67 espacios distintos. La convocatoria fue todo un éxito.

Habitación para Olguita en gris y violeta

Fusionando fantasía y comodidad, la decoradora Olga López de Vera, ideó un dormitorio de ensueño para la pequeña Olguita. Una encantadora habitación en la que una tonalidad gris-violeta muy suave lo envolvía todo. Aparentemente clásica, esta dualidad cromática como color infantil era una tendencia totalmente innovadora, desterrando la idea de ser un color aburrido para pasar a ser un color cool, sofisticado y muy actual.

Para este proyecto, la decoradora contó con la colaboración de la pintora decorativa Ana Fernández-Villaverde que fue la responsable de  la pintura de las paredes. El estucado al óleo junto con las mariposas de las pinturas murales, además de hacer volar la imaginación de los visitantes, aportaba calidez al espacio para contrarrestar la posible frialdad del suelo revestido de microcemento.

Espacio de descanso y juegos

La habitación se distribuyó en tres áreas diferentes: una zona de descanso presidida por una romántica cama de madera decapada, que durante el día se utiliza como un cómodo sofá, repleto de amorosos cojines; otra para hacer los deberes, donde se colocó un buró que evoca un pasado que siempre tendrá futuro; y una tercera dedicada al ocio, con una litera convertida en una fantástica casita de muñecas plagada de muñecos, juguetes y otros tesoros que prometen horas y horas de juego.

Vestidor y baño plagados de encanto

Tanto el vestidor, con un pequeño tocador romántico-vintage, como el baño, donde se instaló una bañera regente con patas de león, pensados y adaptados a su medida, formaban un conjunto de capricho con la magia necesaria para convertirlo en un lugar de ensueño, casi de cuento. ¡Quién no hubiera querido tener una habitación así!

ES EN FR