• Buscar

Espacios con decoración en Blanco/negro

Página siguiente

El clásico entre los clásicos. La combinación del color blanco con el negro es una apuesta que suele funcionar a la perfección en la decoración de interiores siendo la opción elegida, en la mayoría de los casos, cuando se busca transmitir sobriedad, sofisticación y elegancia.

Una habitación decorada en blanco y negro es la solución perfecta si eres un amante incondicional de los neutros, pero quieres huir de los clásicos tonos beige. Para añadir un toque diferente a tu decoración, siempre puedes incluir unos elementos que aporten el color necesario a la estancia para que llame la suficiente atención: unos cojines, un jarrón, una planta, una lámpara...

¿Quieres cambiar el estilo de la estancia manteniendo la combinación de blanco y negro? Ayúdate de los estampados y las texturas.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle contenido relacionado con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación.
Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información aquí.