• Buscar
El blog de Casa Decor: La casa se mueve
BLOG: LA CASA SE MUEVE

Trabajos de metalistería y rejería artística en Canalejas 3

Trabajos de metalistería y rejería artística en Canalejas 3
28 / 01 / 2021

Leonardo Rucabado no solo fue uno de los grandes arquitectos españoles de principios del siglo XX, sino que también fue un ferviente estudioso  y defensor de las artes decorativas. Espíritu sensible a los movimientos artísticos, era de esperar que en su arquitectura aparecieran innumerables detalles decorativos, trazados con mano maestra, y que demuestran su amor por el arte decorativo realizado con muy diversos materiales: madera, piedra, metal, ladrillo… y por los artesanos y artistas que las llevaban a cabo.

Así, en la Casa de Tomás Allende, sede de Casa Decor 2021, ya hemos visto como Rucabado contó con la preciosa cerámica de Daniel Zuloaga, o con las maravillosas vidrieras emplomadas de la casa Maumejean, excelentes contribuciones artísticas a las que hoy añadimos los magníficos trabajos de metalistería y rejería artística de balcones y barandillas, ésta última realizada por Francisco Torras. 

Rejería artística en la fachada

En el exterior del edificio, llama poderosamente la atención el magnífico trabajo de rejería realizado en el amplio balcón de la primera planta, así como en los balcones y miradores de las plantas superiores. Son de hierro fundido, cincelado en balaustres y forjado y repujado, en las aplicaciones. Profusamente trabajados, en ellos se pueden observar águilas bicéfalas con las alas explayadas; escudos heráldicos, con figuras tenantes; y medallones.

Para la ejecución de las propuestas que Rucabado había diseñado para los balcones, acudió a los talleres de cerrajería artística de Francisco Torras Codina especializado en trabajos de arte, forja y chapa repujada y cincelada.

Originaria de Barcelona pero afincada también en Madrid, la casa Torras era conocida en aquella época por sus magníficos trabajos en hierro. Entre sus obras más notables, realizadas en la capital, destacan las colaboraciones con el arquitecto Tomás Cantaluba, en su edificio de viviendas en la calle Goya (1904, ya demolido), donde ejecutó varios balcones de un peculiar aire modernista. También colaboró con el escultor Agustín Querol, para el que trabajó en la magnífica puerta de hierro del Panteón Guirao (1908-1909), una de las más llamativas obras de rejería de estilo Art Nouveau.

Decoración en bronce

Ya en el interior, la puerta de hierro fundido, con macolla decorativa y escudos heráldicos, da paso al amplio vestíbulo revestido en mármol rosa. Sobre los zócalos que recorren las paredes laterales, una serie de figuras históricas en relieve y realizados en bronce con baño de plata oxidada potencian el estilo historicista de la decoración.

Si nos fijamos bien, entre ellos podemos reconocer los rostros  de Cervantes, San Pedro, Don Pelayo, Santa Teresa, Colón, Cardenal Cisneros, Isabel de Castilla o Fernando de Aragón. Además, dos escudos imperiales rematan la parte superior, mientras que dos hileras de tachuelas, también en bronce, recorren la parte inferior. A ambos lados de la escalinata central, dos pedestales de mármol acogen sendas farolas labradas en bronce, sustentadas por pequeños leones sedentes.

Ascensor y escaleras

Una cenefa escalonada de mármol decora la escalera principal que conduce a las zonas nobles de las viviendas, adornada con tachuelas de bronce en forma de flor, las mismas que decoran los zócalos de los descansillos y los arcos de las puertas de madera de roble. La barandilla que rodea el hueco del ascensor se adorna con un maravilloso trabajo de rejería en hierro fundido, que se conserva en perfecto estado al igual que soberbio ascensor. Especial mención merece el enlucido de la parte superior de las paredes, tratadas con un delicado esgrafiado, un tipo de grabado que, en este caso, simula la textura de encaje.

Fotografías: Nacho Uribesalazar para Casa Decor 2021.